Espacio Publicitario



Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Domingo 23
Septiembre 2018
Hora 08:32 am

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Suplemento Tecnología

Suplemento Tecnología  |  4, Enero 2018

Tecnología ayudará a los no videntes a “ver” a través de otras personas




Compartir


Mientras Nick Cantos se probaba un par de elegantes gafas, una voz le hablaba a través de su iPhone. "Veo la estatua de George Mason. Parece una estatua de bronce, con un pergamino en la mano izquierda", decía la voz de una mujer.

Cerca de allí estaban los hermanos de Nick, Ley y Steven, que también estaban poniéndose algunas gafas, haciendo ajustes aquí y allá.

Los tres, de 18 años, son trillizos de Arlington (Virginia) y están completamente ciegos. Y esas gafas no son gafas normales. Son lentes de Aira, una compañía con sede en San Diego (California) que ha desarrollado unas gafas inteligentes para ayudar a las personas ciegas y con discapacidad visual a que puedan hacer las tareas diarias. Los espejuelos están equipados con una cámara, que alimenta de video a un agente remoto que luego narra lo que ve en tiempo real, por el teléfono, al usuario.

 

La mujer que hablaba con Nick era Erin Cater, una de los 100 agentes de Aira desplegados por todo el país. A casi 4,500 kilómetros de distancia, en San Diego, ella se desempeña como los ojos de Nick, describiendo para él todo lo que está dentro de la visión de la cámara.

"Es como una descripción de audio de la vida", afirma Nick.

En una reciente y cálida mañana de otoño, Nick, Leo y Steven hicieron un recorrido por la Universidad George Mason acompañados de su padre, Ollie Cantos, y la subdirectora de admisiones del centro, Lauren Wagner.

Los hermanos nacieron ciegos y hace unas semanas se convirtieron en los primeros trillizos ciegos en alcanzar el rango de Eagle Scout, el rango más alto de los Boy Scouts.

Se graduaron de la escuela secundaria en junio de 2017 y postergarán la universidad por un año para poder asistir a un curso intensivo de capacitación de seis meses en el Carroll Center for the Blind, a las afueras de Boston, para aprender las habilidades necesarias para una vida adulta independiente.

Por ahora, probaron la experiencia del campus universitario de la forma más sensorial posible. Olieron las hojas de otoño, escucharon cómo soplaban los árboles, sintieron el bullicio energético de los estudiantes. Y con las gafas Aira experimentaron una parte de la vida cotidiana con un nivel de detalle que nunca antes habían tenido.

Mientras Nick se abría paso lentamente por el corazón del campus, el joven trataba de descubrir el material del suelo por el que caminaba.

"¿Es de adoquines?", preguntaba a Cater, la agente de Aira.

Cater le dijo que era una mezcla de ladrillo y concreto. Luego le describió su entorno, al mínimo detalle y en tiempo real. Ella le indicó que una estudiante con una camiseta sin mangas azul acababa de pasar. Un hombre que empujaba un carrito negro de comida estaba justo frente a él. Y un carrito de golf le estaba pasando por su lado izquierdo.

 

"¿Un carrito de golf? ¡Guau!", contestó incrédulo.

Nick se detuvo afuera del centro principal de estudiantes. A su izquierda, a unos 4 metros, había una gran señal, pero Cater no pudo entender lo que decía. Así que tomó una foto del video, la amplió y leyó el letrero. Ella le dijo a Nick que decía "Roger Wilson Plaza".

Toda esta nueva información, según Nick, "es un nivel de mejora para mí". Esta tecnología es tan buena que incluso quiere hacer una gran caminata hasta una montaña y disfrutar realmente del paisaje, a diferencia de la última caminata que hizo, cuya experiencia encontró inútil y miserable.

Ahora no puede esperar a que un agente le describa las vistas panorámicas de la cima de la montaña.

En 2013, Suman Kanuganti jugaba con un par de Google Glass cuando se le ocurrió una idea: ¿qué pasaría si su amigo Matt Brock, que había perdido la visión varios años antes, pudiera ponerse esas gafas y transmitir el video capturado a través de su cámara incorporada y que otra persona lo viera y describiera las imágenes?

Kanuganti se sumergió de lleno en esta tecnología. Fue cofundador de Aira en enero de 2015, comenzó a realizar ensayos a gran escala a mediados de 2016 y lanzó oficialmente el servicio en abril.

Según Kanuganti, de 37 años y que también se desempeña como director ejecutivo de la compañía, Aira tiene "cientos" de usuarios. El servicio funciona a través de un modelo de suscripción, con un plan básico que cuesta USD 89 al mes para un servicio de 100 minutos con un agente capacitado. Los agentes, que en su mayoría son contratistas, trabajan en un modelo bajo demanda como el de Uber, inician sesión para atender las llamadas de los usuarios y cobran por las horas trabajadas.

"Tienen que aprender a pensar como ojos, no como cerebros", subraya el ideólogo del dispositivo.

La magia en todo esto radica en la simplicidad de la solución: la falta de un sentido, la vista, es reemplazada por otra persona, el agente.

"Se vuelven uno", dijo Kanuganti.

Compartió la historia sobre cómo las gafas han ayudado a una madre a leer cuentos antes de acostar a su hijo todas las noches, un usuario que quería ensamblar muebles de Ikea y otra mujer que fue de compras.

"Literalmente lloró cuando pudo adquirir el producto", recuerda sobre una de sus clientas.

Chris Danielsen, director de relaciones públicas de la Federación Nacional de Ciegos, que es un inversionista de Aira, remarca que las nuevas gafas tienen el potencial de mejorar la vida de las personas ciegas y aumentar su independencia, pero agrega que es importante ser realistas en las expectativas sobre cómo las nuevas tecnologías abordarán los desafíos que enfrenta la comunidad de ciegos.

 

"Somos muy cautelosos al decir que una tecnología como esta va a transformar la vida de las personas. Pero lo que hace es proporcionar otra capa de información a la que antes no teníamos acceso de forma sencilla", comenta Danielsen.

 

The Whashington Post




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado


























Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.