Espacio Publicitario



Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Sábado 23
Septiembre 2017
Hora 00:46 am

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Mundo

Mundo  |  8, Enero 2013

Víctor Jara no deja de cantar




Compartir


Treinta y nueve años después de los hechos, la justicia chilena emite orden de captura contra siete oficiales que participaron en el asesinato del cantautor Víctor Jara.

 

La dictadura de Augusto Pinochet en Chile tuvo incontables víctimas entre asesinados y desaparecidos; pero hay  tres símbolos que perduraron en la memoria una vez desatada la barbarie: El presidente elegido por el pueblo, Salvador Allende, muerto durante los bombardeos del ejército insurrecto al Palacio de la Moneda; Pablo Neruda, nuestro poeta latinoamericano, cuyo fallecimiento aún no está del todo claro, aunque podría incluso pensarse que murió de física pena moral al ver a su país sumido en las tinieblas del terror; y, finalmente, Víctor Jara, el cantautor de sonrisa amplia, mirada de niño y elevada estatura, igual a su compromiso por el derecho a la vida y la justicia social.

  

A Víctor Jara lo torturaron miembros del ejército chileno en el Estadio Nacional los días posteriores al 11 de septiembre de 1973, fecha en la que se ejecutó el golpe de estado. Años después, en el 2009, su cadáver fue exhumado por orden judicial y el dictamen constató que el artista recibió cuarenta y cuatro impactos de bala y múltiples golpes con objetos contundentes que le provocaron varias fracturas y la muerte.

La última semana del 2012, el juez chileno  Miguel Vázquez Plaza emitió orden de captura en contra de siete ex militares por su  participación en el asesinato de Víctor Jara. Los principales sindicados son Hugo Sánchez Marmonti y Pedro Barrientos Núñez (apodado "El Príncipe", quien vive actualmente en los Estados Unidos y adquirió la nacionalidad de ese país), señalados como los autores materiales. A los demás (Ernesto Bethke, Roberto Souper, Edwin Dimter, Nelson Haase y Raúl Jofré) se les acusa de cómplices.

 Han pasado casi cuarenta años y las heridas se mantienen abiertas. El principal culpable de las torturas, asesinatos y desapariciones, el General Augusto Pinochet, nunca pudo ser procesado en su país. Murió el 10 de diciembre de 2006 en el Hospital Militar de Santiago de Chile de un infarto al miocardio, y se llevó a la tumba los secretos de 17 años de dictadura. Sin embargo, familiares de víctimas y diferentes organizaciones de derechos humanos, han mantenido la presión para que sus casos no queden en la impunidad.

 

Crímenes como el de Víctor Jara fueron comunes en Latinoamérica en los años setenta, época que coincide con gobierno militares que, apoyados por los Estados Unidos, buscaron impedir a toda costa de justicia, igualdad social e independencia en el  continente que vieron  su consolidación en 1959 con el triunfo de la Revolución cubana. Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, entre otros, también vivieron dictaduras que dejaron miles de víctimas inocentes. Recientemente en Colombia, en el 2006 durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, los llamados "falsos positivos" se encargaron de recordar ese pasado doloroso de las dictaduras. Se trató del asesinato de miles jóvenes humildes por parte de militares, a los que luego hacían pasar por guerrilleros muertos en combate.  Hasta la fecha la mayoría de esos asesinatos permanece en la impunidad.


Por Carlos Eduardo Rojas Arciniegas




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado


































Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.