Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Jueves 27
Abril 2017
Hora 00:08 am

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Mundo

Mundo  |  22, Agosto 2013

Uruguay marca la diferencia




Compartir


Sin lugar a dudas el gobierno de Pepe Mujica ha sacado adelante iniciativas legislativas que en otros países de la región chocan con ideologías muy conservadoras. La última, la legalización de la marihuana, fortalece el discurso del mandatario uruguayo que condena la intromisión de las potencias en los asuntos internos de países débiles.

Primero fue la despenalización del aborto en cualquier circunstancia; más adelante la aprobación del matrimonio gay. Y ahora, después de una serie de intensos debates  y sin desconocer  la opinión negativa de buena parte de la población que en un 63% rechazaba  la propuesta,  la Cámara de Diputados uruguaya le dio vía libre, a comienzos de agosto, a la legalización de la marihuana.  Todavía falta el trámite de dicha ley en el Senado, pero desde ya se da como un hecho que pasará esa última instancia antes de ser promulgada por Pepe Mujica.

Se trata de una decisión sin antecedentes que, de una u otra manera, desafía la política contra las drogas ejercida por los Estados Unidos. Porque si algo ha fracasado es ese instrumento  que nunca se ocupó de abordar la problemática de forma estructurada. La estrategia norteamericana siempre ha pretendido acabar con el tráfico de drogas a través de medidas represivas que terminan castigando más al consumidor y a los países productores. Y cuando  en el pasado utilizó como arma la extradición, lo único que consiguió fue un verdadero baño de sangre al interior de los estados afectados, puesto que los narcotraficantes apelaron a la violencia para hacerle entender a la sociedad que no estaban dispuestos a pasar el resto de sus vidas en una prisión extranjera.

La apuesta de Uruguay va más allá. No solo despenaliza el consumo, sino que le da al Estado el monopolio de su comercialización. Además de permitir su venta en farmacias a mayores de edad y la conformación de clubes de marihuana de 45 miembros. A su vez admite que la empresa privada pueda producirla y distribuirla, bajo licencias expedidas por la autoridad estatal. Y, finalmente, aprueba que los particulares cultiven hasta  seis plantas de cannabis

El nuevo enfoque uruguayo sobre el consumo de marihuana es de vital importancia si se tiene en cuenta la presión que todavía  ejerce la comunidad internacional. Ni siquiera el desalentador balance de la lucha contra las drogas parece suficiente para darle la razón a quienes plantean la legalización como el camino más eficaz. La prohibición, según la mayoría de especialistas, es lo que encarece el producto  y lo convierte en un negocio muy lucrativo. Mientras tanto, se desperdicia el  dinero que las naciones invierten en la erradicación de cultivos ilícitos, la adquisición de equipos de comunicaciones, armamento y todo lo relacionado con seguridad, ante el aumento del consumo de drogas en el mundo.

Lo anterior, sin embargo, supone un gran reto que deberá enfrentar Pepe Mujica. Seguramente ya habrá pensado en campañas educativas encaminadas a prevenir el uso de drogas, especialmente dirigidas a los menores de edad. De otra manera sería absurdo suponer que la sola legalización consiguiera acabar con ese flagelo. Sucede lo mismo con el consumo de licor y cigarrillo (sustancias adictivas que hacen muchísimo daño pero son aceptadas por la sociedad) en cuyo caso el  estado está en la obligación de diseñar  todas las iniciativas que se requieran para la prevención.

Del experimento uruguayo depende que en Latinoamérica se den  cambios en la forma de enfrentar el narcotráfico. Por los menos en Estados Unidos (vaya contradicción)  varios estados ya legalizaron la marihuana, aunque el gobierno federal aún no da ese paso. Entonces vale la pena resaltar la demostración de autonomía del Gobierno de Pepe Mujica que, con apoyo del legislativo, logró sacar adelante la legalización. Y pese a que tuvo que sortear fuertes críticas de los opositores, el país suramericano lleva la delantera en lo que significa generar  acuerdos sin sacrificar el sano debate y las opiniones contrarias.

Por Carlos Eduardo Rojas Arciniegas (Bogotá - Colombia)




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado






































Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.