Espacio Publicitario



Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Sábado 18
Noviembre 2017
Hora 20:22 pm

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Mundo

Mundo  |  31, Enero 2013

El año nuevo trajo pasaporte a los cubanos




Compartir


Uno de los aspectos por el que más se critica al gobierno cubano en el ámbito internacional era la restricción impuesta a sus ciudadanos para salir de la isla. A partir del 14 de enero desaparece dicha restricción.

 

Cuando Raúl Castro asumió la Secretaría del Partido Comunista Cubano y la presidencia de la nación en reemplazo de su hermano Fidel Castro, llegó con la mentalidad de generar un cambio en  la sociedad. Para ello prometió implementar un paquete de reformas, especialmente económicas. Desde el año pasado, por ejemplo, se dio vía libre a la compraventa de casas y automóviles. También se fortaleció el emprendimiento particular, es decir, la posibilidad de trabajar en negocios propios o micro empresas que dinamizaran el comercio y la adquisición de bienes.  Al mismo tiempo, se propuso reducir el número de empleados públicos que engrosaban esa burocracia voraz y dormida en el tiempo. Pero tal vez, una de las más esperadas  era la de eliminar las restricciones para que los ciudadanos cubanos pudieran viajar al exterior.

Luego de una serie de debates se reformó la ley de migración y con ella el derecho, a partir del 14 de enero de 2013,  de todos los cubanos mayores de edad  de adquirir su pasaporte para salir del país, presentando únicamente su documento de identidad y asumiendo los costos del trámite.  Se excluyen  de esta medida  aquellos que tengan cuentas pendientes con la justicia, que estén próximos  a prestar el servicio militar, que pertenezcan a ciertas profesiones consideradas de interés nacional (Educadores, médicos, científicos, deportistas, entre otras) o que, por razones de seguridad, les sea negado el pasaporte. Esas personas deberán solicitar un permiso especial a las autoridades.

 Varios opositores o disidentes que viven en Cuba se han beneficiado de la nueva ley. Es el caso de Ricardo Fariñas, conocido por sus prolongadas huelgas de hambre como protesta a la supuesta vulneración de los derechos humanos. Fariñas declaró que fue notificado que podría salir en cualquier momento de la isla y regresar. Lo mismo sucedió con Yoani Sánchez quien, desde su blog  "Generación y", hace fuertes críticas al gobierno de Raúl Castro. Yoani Sánchez se acercó a pedir su pasaporte y le confirmaron que  aproximadamente en dos semanas lo tendría en sus manos.

Es innegable que el gobierno cubano hace esfuerzos por ajustar la revolución a las exigencias del siglo XXI. Así lo comprueba la liberación de más de 52 presos políticos en los últimos dos años; las reformas sociales y económicas;  el acercamiento con el catolicismo iniciado en los noventa con el viaje del papa Juan Pablo II a Cuba y la reciente visita de su sucesor Benedicto XVI.  Además de la ayuda que prestaron- y aún prestan- médicos cubanos en Haití luego del terremoto que devastó al país; los docentes y demás profesionales que ejercen en Venezuela y alrededor del mundo o la mediación política en el conflicto entre el gobierno colombiano y la guerrilla de Las FARC;  diálogos de paz  que se  llevan a cabo, precisamente, en La Habana. A lo anterior se suma la decisión de facilitar la salida de cubanos al exterior.

Ahora falta que los ánimos reformistas de Castro tengan eco en la comunidad internacional. No es un secreto el embargo económico que Estados Unidos impone  a la isla desde hace cincuenta años;  una prohibición para comerciar con otros países que afecta definitivamente el desarrollo social y atenta contra los derechos humanos. En ese sentido, las voces que se oponen al embargo son cada vez más fuertes. La última votación en la ONU en noviembre de 2012 lo demuestra: 187 votos a favor de levantarlo, dos en contra (Estados Unidos e Israel) y tres abstenciones (Micronesia, Palau e Islas Marshall).

Los escépticos de diferentes sectores consideran que las medidas son paños de agua tibia y no representan un avance real. Muchos quisieran que, de una vez por todas, se diera una apertura política en Cuba y se instaurara ese "ideal democrático" presente en la mayoría de naciones. Un sistema democrático que, paradójicamente, es débil, contradictorio y no ha contribuido a mejorar la calidad de vida del ser humano.

 

Por Carlos Eduardo Rojas Arciniegas (Bogotá Colombia)

 




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado


































Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.