Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Lunes 29
Mayo 2017
Hora 17:52 pm

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Mundo

Mundo  |  11, Mayo 2013

Maduro, Uribe: nuevo round ahora sin Chávez.




Compartir


Nuevamente salen a flote las peleas personales, los intereses políticos, las acusaciones mutuas y peligra la convivencia pacífica de dos países que se necesitan el uno al otro.

POR Carlos Eduardo Rojas Arciniegas (Bogotá, Colombia)


Las relaciones colombo venezolanas vivieron una de sus peores épocas durante la presidencia de Álvaro Uribe Vélez.  El momento cumbre de esa crisis se presentó cuando el ejército colombiano atacó un campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, operativo  en el que fue dado de baja Raúl Reyes, uno de  los miembros más destacados del secretariado del grupo subversivo. Ese sábado primero de marzo de 2008, el gobierno colombiano anunció con bombos y platillos el golpe contundente a la guerrilla. El Ministro de Defensa (en aquel entonces Juan Manuel Santos) apareció en televisión, acompañado por la plana mayor del ejército,  para dar la buena nueva. Aseguró que se produjo luego  de una "persecución en caliente";   en otras palabras,  eso significaba  que la columna guerrillera atacó primero al ejército en suelo colombiano y, en seguida, atravesó la frontera y se refugió en el país vecino. Entonces las autoridades colombianas hicieron lo propio: pasaron a territorio ecuatoriano, encontraron el campamento en el que se escondían los guerrilleros y se desató un enfrentamiento que terminó con la caída de Raúl Reyes, la incautación de diferentes elementos, entre ellos discos duros de computadores y la captura de otros insurgentes.  La versión de Santos le daba suficiente  legitimidad  al ataque y consiguió  muchísimos  aplausos y voces de apoyo. Horas más tarde, sin embargo,  empezó a cuestionarse el relato oficial y, finalmente, se comprobó que el ejército de Colombia irrumpió en el Ecuador, luego de labores de inteligencia, para acabar con el campamento que, en plena frontera, tenía la guerrilla. No se trató, pues, de una "persecución en caliente", sino de un operativo relámpago-muy bien planificado-  en el que no hubo consulta ni pedido de autorización al gobierno de Rafael Correa. Inclusive, en su desarrollo, murió un ciudadano ecuatoriano.

Ese fin de semana, en solidaridad con su homólogo del Ecuador, Chávez ordenó la movilización del ejército venezolano a la frontera con Colombia, al tiempo que los países del área buscaban un  acercamiento  que evitara  un enfrentamiento militar  de naciones vecinas. Por fortuna los canales diplomáticos lograron detener los vientos de guerra que amenazaron a la región; aunque, por otro lado, la confianza entre los presidentes de Colombia y Venezuela se rompería inevitablemente.

Uribe terminaría  su mandato de ocho años el 7 de agosto de 2010 y pasaría a ser  un expresidente muy popular que se convertiría  en principal crítico de su sucesor, Juan Manuel Santos.  Además de arreciar sus señalamientos  hacia  Hugo Chávez a quien  también acusó de "Cómplice del terrorismo", "Dictador" y, no contento con eso, se dedicó a  respaldar a la oposición venezolana encabezada por Capriles.

La semana pasada Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela después del fallecimiento de Hugo Chávez, manifestó en un discurso que tenía información de un plan para asesinarlo orquestado por Álvaro Uribe. Alertó a las autoridades sobre la posible llegada de grupos paramilitares  que serían los encargados de ejecutar el crimen. Lo anterior generó una aguda polémica en Colombia, puesto que los seguidores de Uribe le exigen Santos  un pronunciamiento de rechazo a las acusaciones de Maduro. No obstante  el Jefe de Estado, fiel a la imagen conciliadora que quiere proyectar dentro y fuera del país, respondió  hace dos días desde su cuenta de twitter que "la dignidad de los expresidentes se defiende mejor, no a gritos ni con insultos públicos, sino por los canales diplomáticos correspondientes". Actitud coherente si tenemos en cuenta que Santos ha soportado, desde que comenzó su gobierno,  los cuestionamientos de Uribe; cuestionamientos que, entre otras cosas, vienen cargados de frases hirientes y en  muchas ocasiones irrespetuosas. Además  no podemos olvidar  que está en juego el proceso de paz con las FARC en la Habana, en cuya mediación Venezuela tiene un papel protagónico que no vale la pena desechar. 


POR Carlos Eduardo Rojas Arciniegas (Bogotá, Colombia) 

 




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado






























Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.