Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Jueves 27
Abril 2017
Hora 00:05 am

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Mundo

Mundo  |  10, Junio 2013

Delirios de grandeza




Compartir


De nuevo Colombia se convierte en obstáculo para la integración latinoamericana. Así lo demostró Santos al anunciar que pedirá la entrada del país al bloque de la OTAN, a pesar de que la normatividad de la organización es muy clara y solo acepta como nuevos integrantes a naciones europeas.

Al parecer a Santos lo trasnocha la idea de convertirse en líder regional. Aunque a decir verdad,  por los últimos acontecimientos, ha dejado más dudas que certezas en la opinión pública. Para comenzar, la semana pasada, se reunió con el líder opositor venezolano, Henrique Capriles, en Bogotá; encuentro que desconcertó al gobierno de Nicolás Maduro y puso en peligro las relaciones entre los dos países y el proceso de paz con la guerrilla que se desarrolla en La Habana. Mientras se efectuaban los análisis sobre las consecuencias de dicha reunión, el domingo anterior Santos acusó a las FARC de amenazar a un grupo de sindicalistas de la Confederación General del Trabajo, a través de panfletos que llegaron a los correos electrónicos de los afectados.  El país no terminaba de asimilar semejante noticia cuando, ese mismo domingo, el presidente Santos  anunció que pediría el ingreso formal de Colombia a la OTAN.

Las voces de rechazo e indignación no se hicieron esperar. El primero en manifestar su repudio a la iniciativa del gobierno colombiano fue el Presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, quien la calificó de una tremenda bofetada a la región. Por su parte, Nicolás Maduro, mostró su preocupación,  puesto que se suponía que Santos estaba sintonizado con los objetivos comunes de los países del área. A su turno Evo Morales, primer mandatario de Bolivia, consideró una amenaza la petición colombiana.

La OTAN es un tratado de cooperación militar internacional que nace en 1945 después de la Segunda Guerra Mundial.  La sigla traduce Organización del Tratado del Atlántico Norte y se da como respuesta al poderío militar que ya tenía la extinta Unión Soviética. La OTAN agrupa a varios países europeos entre los que se destacan Francia, Países Bajos, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo, Portugal, Italia, España, Islandia, Noruega,  y Dinamarca. Por el lado americano,  Estados Unidos y Canadá son sus representantes. Años después, en 1955, la respuesta de las naciones de la llamada "Cortina de Hierro" se manifestó con el "Pacto de Varsovia". Lo firmaron los países socialistas del momento: Checoslovaquia, Albania, Polonia, República Democrática de Alemania, Rumania, Hungría y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS. Las dos alianzas estratégicas jugaron un papel determinante en la "Guerra Fría", aquel enfrentamiento que se caracterizó por el espionaje y la carrera armamentística entre los dos ejes que dominaban el mundo: Estados Unidos y la Unión Soviética.  En los años noventa la  Perestroika, impulsada por Gorbachov en Rusia, llevaría la apertura y el capitalismo a  las naciones del área y la  Unión Soviética se desintegra finalmente. En ese instante la "Guerra Fría" pierde su razón de ser, pero la OTAN no desaparece y, por el contrario, se vuelve tristemente célebre al intervenir en el  conflicto de Kosovo (antigua Yugoeslavia) en 1999; desatar la guerra contra el régimen Talibán de Afganistán en el 2001; llevar a cabo la invasión a Irak en el 2003 para acabar con  Saddam Hussein y, la más reciente, el ataque a Libia que produjo la caída y muerte de Gadafi el año pasado.

En las últimas horas, el Ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón,  declaró que se malinterpretaron las palabras de Santos. A su vez,  autoridades de la misma OTAN fueron claras en asegurar que Colombia jamás podría formar parte de la organización, debido a que solo se admiten países europeos como nuevos integrantes. Eso no impide, sin embargo, la posibilidad de firmar acuerdos de cooperación que, entre otras cosas, tampoco serán bien recibidos en el área suramericana. Estos convenios se limitarían a intercambios de información reservada, tendientes a combatir el narcotráfico y el terrorismo. Aún así no deja de llamar la atención la actitud de Santos quien, en la última semana, daría la impresión de querer parecerse más al expresidente Uribe, antes  que seguir jugando el  papel de "mejor nuevo amigo" de Venezuela y  Latinoamérica en general.

 

 

Por Carlos Eduardo Rojas Arciniegas (Bogotá, Colombia) 




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado






































Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.