Espacio Publicitario




Suscribite al mailing
Buscar

SUPLEMENTOS | Mujer | Tecnología | Autos | Deco & Co | Turismo Regional |
Lunes 16
Septiembre 2019
Hora 14:19 pm

TODO EL
CLIMA




Seguínos en:



HOME
PERGAMINO
REGIÓN
PAÍS
MUNDO
DEPORTES
ESPECTÁCULOS
MUNDO INTERIOR



Home | Bienvenidos

Región  |  9, Mayo 2013

Dramático relato del empresario asaltado en Junín




Compartir


Un empresario reconocido en la vecina ciudad de nombre Orlando Demaría, llegó a su casa, ubicada en la calle Saavedra al 100, y guardó su auto en el garaje. Entró a la cocina y cerró la puerta con llave, como lo hace habitualmente. Cuando el reloj marcaba las 3, sintió un fuerte golpe en la cabeza que lo tomó por sorpresa mientras caminaba por el living. Intentó defenderse pero los golpes empezaron a repetirse, entre puños y patadas. “Danos la plata, danos la plata”, era el pedido de los ladrones que, a los golpes, le sumaron una picana, con la que lo torturaron.

En un relato que transcribe el matutino La Verdad, uno de los delincuentes subió las escaleras y sorprendió a la mujer del comerciante durmiendo.

 
La golpearon, no tanto como a su marido, pero lo suficiente para quebrantarla y obligarla a que les entregue unos 7 mil pesos que había en la casa, cifra que sorprendió a los desconocidos que esperaban una cantidad mayor. 

En ese momento, Demaría les dijo que la plata que ellos pretendían la tenía en el depósito de su propiedad ubicado en calle Rioja, en Villa Belgrano, y los ladrones condujeron a la víctima al auto que minutos antes había guardado en el garaje, un Mercedes Benz, y con él como rehén partieron rumbo al local. 

Demaría contó que los tuvo que guiar porque no sabían cómo llegar al comercio, y que en varias ocasiones lo acusaron de "estar paseándolos". En el trayecto, los golpes continuaron y el hombre estuvo maniatado todo el tiempo con alambres que cortaban la circulación de la sangre. 

Dentro del depósito, Demaría también fue golpeado brutalmente, y los delincuentes comenzaron a impacientarse. 

El propietario del comercio "Lobo de Mar" les había adelantado que los empleados entraban a trabajar a las 6:30. 

El tiempo los apremiaba y no encontraban lo que buscaban. Dejaron al hombre maniatado en el local, con la boca también tapada, y le dijeron que se iban a desquitar con su esposa. Salieron por el portón, subieron al auto y se fueron. Demaría entró en estado de desesperación, los minutos se volvieron eternos y no sabía lo que estaba pasando con su mujer.

Como pudo se fue arrimando al portón de entrada, con la cabeza rompió uno de los vidrios y empezó a pedir ayuda. Los perros respondieron, los ladridos se multiplicaron y se esparcieron por todo el barrio.

Una vecina preguntó qué pasaba desde la vereda del frente, pero con el temor lógico de la situación que vive la ciudad no se acercó. Si lo hizo un joven, de unos 18 años, que se arrimó a la puerta y le sacó la mordaza.

Lo primero que Demaría le pidió fue que llamara a la Comisaría Primera y que les advirtiera que en Saavedra 136 había un asalto con toma de rehenes. El chico obedeció. 
Cuando la policía llegó a la vivienda del matrimonio encontró la puerta abierta y la mujer maniatada en el sótano. De los ladrones ni rastros. La policía presume que se perdieron cuando quisieron volver, por lo que se alimenta la hipótesis de que no eran de Junín.

El auto apareció en la avenida de Circunvalación, sin rastros de los asaltantes y del dinero robado.    




Comentarios


 
No se han ingresado comentarios.

¡Enviá tu comentario!

  Nombre y Apellido (Requerido)

  Mail (Requerido) No será publicado


























































Recepción de Avisos / Comercial:
publicaciones@celpinf.com.ar
Atención de 8 a 12:30 y de 16 a 19 horas.

Redacción:
diarioelpergaminense@gmail.com

HOME PERGAMINO REGIÓN PAÍS MUNDO DEPORTES ESPECTÁCULOS Legales | Publicá tu noticia


Copyright 2012. ElPergaminense.com | Todos los derechos reservados.